La sequedad de la piel depende del sexo, de la edad y de la actividad diaria

Con el paso de los años nuestras glándulas sebáceas se vuelven menos activas y es normal que la piel tienda a resecarse. Además la mujer suele tener la piel más seca después de la menopausia debido a los cambios hormonales sufridos. Y por último, la actividad diaria que realicemos y los agentes externos que nos expongamos, como el sol, la calefacción, el aire acondicionado, etc, pueden causar sequedad en la piel.

Para prevenir una piel seca es necesario, a parte de hidratarla, mantener una dieta equilibrada

Los lípidos y las proteínas son unos de los componentes más importantes para mantener sana e hidratada tu piel. Por este motivo es necesario mantener una dieta variada y equilibrada lo cual te ayudará a prevenir cualquier tipo de alteración en tu piel.

El bronceado es una forma que tiene la piel de protegerse.

La radiación UVA es lo que hace que las personas se bronceen. Los rayos UVA penetran hasta las capas más profundas de la piel, donde estimulan a células llamadas melanocitos para que produzcan melanina. La melanina es la pigmentación marrón que ocasiona el bronceado y es la forma mediante la cual el cuerpo protege a la piel de quemaduras. Debido a esto, la gente con la piel pálida es mucho menos tolerante a la radiación del sol. Por ello es fundamental utilizar siempre protección solar e ir adaptando el factor de protección al grado de bronceado.

No es lo mismo pH neutro que pH neutro para la piel.

El pH natural de la piel es ligeramente ácido (pH 4.5 a 5.5), mientras que el pH neutro químicamente hablando es 7.0 Este pH de la piel ligeramente ácido, es necesario para mantener un equilibrio correcto en la flora bacteriana natural de la piel, y así evitar la proliferación de otras bacterias que pueden ser dañinas.

Otros datos...

  • La piel es el órgano más grande del cuerpo.
  • La cantidad de agua que se puede expulsar a través de la piel diariamente en condiciones normales es de aproximadamente medio litro.
  • El número de células cutáneas de una persona adulta es de aproximadamente 12.000 millones.