¿Qué significa SPA?

Desde sus inicios el término SPA se vinculó con la localidad belga de SPA, reconocida desde la antigua roma por la calidad de sus aguas y sus baños. Aunque muchos historiadores creen que el término SPA proviene de las iniciales de la frase en latín “Salutem per aquam” que significa “salud por medio del agua”.

La importancia de los Baños Romanos

En la antigua Roma, los baños no sólo eran utilizados por sus cualidades y beneficios para la salud. Los baños y termas romanas eran centros que cumplían una función social y política ya que servían como punto de encuentro para los integrantes de las distintas poblaciones donde se discutían ideas y se conocían las novedades de la región que se transmitían de boca en boca en un ambiente de relajación y armonía.


Los baños en la Grecia antigua.

Muchas de las prácticas y formas de baño que utilizamos en los SPA de la actualidad nacieron en la antigua Grecia. Los griegos empleaban pequeñas bañeras, cuencos y barreños para la limpieza y el aseo personal. Se han hallado algunas muestras de esta cultura del baño en las ruinas del palacio de Knossos en Creta y en los baños de alabastro excavados en la isla de Santorini.

Los beneficios del agua.

Desde la antigüedad, se conoce la utilización del agua como un agente terapéutico. Los Griegos denominaron al uso de estas técnicas “Hidroterápia” un término que procede de las palabras “Hydro” que significa agua y “Therapia” que quiere decir curación. El uso del agua en distintos estados y temperaturas en piscinas, chorros, baños, vahos y congelada es una valiosa ayuda en el tratamiento de traumatismos, reumatismos, problemas respiratorios y muchos más cuadros patológicos; así como también una excelente manera de desconectar de la rutina y ayudar al equilibrio mental y espiritual.